Thursday

el árbitro reinicia el juego...

Tras permanecer en sus camerinos un tiempo inusualmente largo, finalmente hicieron su aparición, sobre las tablas de bambú (en orden de aparición) las ojeras, la frustración, algún objeto quebrado, de nuevo la frustración, la tentación de autoabandono, una pizca más de frustración, y otros elementos que, envueltos en su fiel nube de castizas y espontáneas blasfemias, acompañan ya al viajero en su periplo transuralino. Por parte del que suscribe queda apenas un punto, el de agradecer desde aquí a la esférica voluptuosidad de la Madre Tierra el detalle que tuvo al empeñarse a fondo en distraer, con malabares de jet lags e isobaras, a tan pesados compañeros de periplo, regalándole así una docena de dichosas medias lunas... lu

1 comment:

LetQ said...

me gustan los laberintos de tu pasión... gracias por compartir de esta forma el torbellino de tu interior..