Thursday

Renunciar a la escritura...

Mi particular elegia va dirigida a la creatividad que murio en mi interior antes de nacer…Es particularmente duro sacrificar a un hijo. Su naturaleza metaforica solo atenua una parte. No es un problema de capricho o excesiva ambicion. Escribir es casi una necesidad fisica. Una necesidad emanada directamente de un hilo de razonamiento contundente e inflexible: El mundo, en todas las direcciones, esta lleno de dolor, de un dolor innegable que cala hasta los huesos de millones de seres vivos. Esa es la realidad del mundo fisico, independientemente de lo que haya fuera de el. Esa realidad dolorosa pide una respuesta. Es una luz roja que no se puede dejar de atender. Cada persona puede, de acuerdo a sus capacidades y caracteristicas, dar una respuesta personalizada a esta demanda. A mi la respuesta que me corresponde es, simplemente, escribir. Si no cumplo con esa tarea, simplemente no puedo hallar el equilibrio. El dolor de las diez direcciones se intensifica, adquiere un relieve complice y danino del que no me puedo esconder ni en el trabajo, ni en la pareja, familia, aficiones, etc, dado que nada escapa a su alcance. Esa llamada es intensa, no le puedo dar la espalda. Mas, simplemente, no se cuando podria escribir. Siempre tengo cosas mas urgentes que hacer. Decidio dar muerte a su unicornio para que no siguiera sufriendo. Antes no podia alimentarlo, no encontraba alfalfa ni zanahorias, ni lo que sea que coman los unicornios, para el. Ahora que al final tenia una fuente abundante de sustento para su inseparable y valioso amigo, le faltaba el tiempo necesario para transportar la comida hasta su casa. Tenia que asegurarse de no dejar en el traza alguna de vida que pudiera producir un posterior y doloroso despertar. Cambio de opinion en el ultimo segundo. Se sentia bien y decidio no hacer algo tan doloroso. Era uno de esos momentos en que todo, de forma misteriosa e inesperada, parecia encajar. Podria cuidar a su unicornio, recorrer con el mil caminos; no habria musa que se les resistiera. Todo eso fue justo antes del ataque. No quedo ni rastro de el. Su dueno sabia que algun dia aquella anomalia depredadora , feroz y de forma indefinida, daria cuenta de una parte de el. Pero precisamente su amigo mas preciado…Y sin embargo alli estaba, solo, recordandolo ya como un tesoro remoto y difuminado, entendiendo apenas, sin expresion alguna, que su error al caer en la trampa tendida por el trasgo le habia costado la vida a su fiel companiero. Habria sido preferible llevarse el la dentellada en carne propia. Aunque, tecnicamente, asi habia sido. El agujero abierto con la desaparicion de su amigo era hondo y voraz, acabaria llevandose su propio ser, gota a gota, y quiza no en mucho tiempo…

1 comment:

LetQ said...

Gracias por seguir escribiendo... no dejes que tu Unicornio se muera!!!